La huella que deja cada sena cuando el amor se acaba